Socios inversor y socio trabajador en la inversión en empresas

Si eres uno de aquellos inversores que está interesado en invertir en empresas una de las formulas que mas pueda interesarte es la de la inversión en empresa siendo tu el socio inversor y la otra parte el socio trabajador. A continuación lo que vamos a hacer es diferenciar el trabajo a realizar por el socio trabajador y por el socio inversor pues como veras no tiene nada que ver.

Y es que cuando uno crea una empresa con casi total seguridad lo que va a necesitar es financiación para poder llevar a cabo el negocio. En ocasiones pasa que el emprendedor no dispone del dinero necesario para llevar a cabo el proyecto teniendo que buscar un inversor privado el cual quiera invertir en su negocio.

De primeras la idea es sencilla, por un lado está el socio inversor el cual será quien ponga el dinero en la empresa y por el otro estará el socio trabajador que será aquel que realice el trabajo. Hay muchas formulas intermedias como que el socio inversor también puede ser al mismo tiempo el socio trabajador aunque hoy nos vamos a centrar en esta otra fórmula.

El inversor por tanto lo único que hará será poner el dinero y liquidez que necesite la empresa para funcionar.

El socio trabajador por el contrario lo que tendrá que hacer es aportar su saber hacer y conocimientos en el sector para lograr los objetivos.

Porque todo hay que decirlo, el inversor pone la infraestructura pero es el trabajador quien tiene que lograr que la empresa funcione.

En nuestra opinión esta fórmula para poder crear una empresa no es una buena opción pues en base a nuestra experiencia lo que hemos visto han sido muchos socios trabajadores que una vez ya no necesitaban al inversor se deshacían de este creando su propia empresa.

Por ejemplo:

Manuel necesita 50 000€ para crear una empresa y encuentra a Sandra que le pone la financiación. El negocio empieza a funcionar y tal como habían acordado trabajador e inversor se reparten los beneficios al 50%.

Sin embargo llega un punto en el que Manuel ya tiene suficiente dinero como para no necesitar a Sandra creando su propia empresa y dejando a Sandra al margen de su negocio.

Por desgracia esto es algo que suele repetirse en el tiempo. Lo curioso es ver como el comportamiento del socio trabajador es muy diferente ANTES de obtener el socio inversor y después cuando las cosas le van bien y ya no lo necesita.

Si quieres invertir en empresa en nuestra opinión  esta no es una buena fórmula para llevar a cabo a no ser que ya conozcas al socio trabajador y sea de tu confianza, sino tienes un alto porcentajes de posibilidades de que en caso de que el negocio vaya bien luego el socio trabajador quiera dejarte colgado.

Así lo demjuestran las estadificas, y para hacer eso mejor no hacer nada.

¿Por qué invertir bajo esta fórmula si tu asumes todo el riesgo y si la cosa sale bien tienes una probabilidad alta de quedarte sin negocio?

De hecho solo te podríamos recomendar esta opción si preparas el contrato con el trabajador correctamente de tal manera luego no pueda hacer lo que él quiera cuando le interese.

En que invertir mi dinero

Deja un comentario