Invertir en empresas en crisis, una buena fórmula de inversión

¿Cómo puede ser la inversión en empresas en crisis una oportunidad de inversión rentable? Pues si lo es, y de hecho a continuación desde nuestra empresa te vamos a explicar porque este tipo de compras son rentables para el inversor que invierte en ellas siempre y cuando se hagan las cosas correctamente.

Porque también hay que dejar clara una cosa, invertir en empresas en crisis también tiene su riesgo y no siempre sale bien.

No obstante, si estamos preparados y sabemos cómo llevar una compraventa de este tipo los beneficios son numerosos, empezando como no por el hecho de que compramos una empresa que está en funcionamiento.

¿Porque esa es una ventaja? Lo es porque con la compra de una empresa en funcionamiento los nuevos propietarios no tienen que invertir en la compra de un local, nave, oficina pues o bien ya la tienen en propiedad o bien ya están alquilados en la misma. Esto claro esta es una gran ventaja para los nuevos propietarios pues aparte del tema burocrático el cual suele ocasionar bastante pérdida de tiempo hay que sumarle el ahorro de tiempo de estos aspectos del negocio que aun no siendo productivos son necesarios llevarlos a cabo.

Ahora bien, aunque la compra de una empresa en crisis sale rentable en ese sentido también lo sale en muchos otros aspectos.

Por ejemplo, la compra de los activos de la empresa a un menor precio de mercado siendo esta también una de sus mayores ventajas.

Pues todo hay que decirlo ,cuando uno compra una empresa en crisis tiene el poder de negociación de ser él quien pone el precio a la empresa, más todavía si la empresa no vale nada a nivel financiero pues el pasivo de la empresa es superior al activo de la misma. Es en estos casos donde las compras son baratas ya que de hecho se hace por un valor simbólico la venta de la sociedad.

Una vez comprada el objetivo del comprador es rentabilizar su compra, ¿Como hace esto?

 Pues aquí depende del tipo de comprador que seas, no obstante, lo habitual es negociar con los acreedores de la empresa una quita en sus derechos de cobro convirtiendo así una empresa en perdidas en una empresa en donde su compra es rentable.

Ejemplo:

Gema compra una empresa en crisis que en su día estaba valorada en 200 000€, no obstante y debido a la crisis la empresa se encuentra en una situación de casi quiebra haciendo que su valor sea 0.

La empresa cuenta con activos por valor de 50 000€ (con los que se trabaja el negocio) y por el otro lado cuenta con pasivos (deudas) por valor de 100 000€. Así, la empresa no sale rentable, ahora bien, si Gema acuerda con los acreedores el rebajar la deuda de 100 000€ a 50 000€ por lo menos ya esta saneando la empresa, si además consigue plazo de pago para abonar las deudas pasadas mucho mejor.

Con esta compra, Gema ha conseguido una empresa que a lo mejor por fondo de comercio o por valor de mercado merece la pena comprarla a un coste de 0€ cuando en una situación normal ella tendría que haber invertido un mínimo de 50 000€ para comprar los activos que necesitaba para trabajar. Con esta compra, Gema puede trabajar en su empresa sin haber puesto un euro.

¿Entiendes ahora el porqué estas compras pueden ser rentables para quien las lleva a cabo?

En que invertir mi dinero

Deja un comentario