Invertir a través de sociedad

Cuando un inversor quiere invertir en alguna oportunidad de inversión no necesariamente tiene que hacerlo actuando él como persona física sino que en ocasiones puede hacerlo a través de alguna sociedad limitada por ejemplo. En ese sentido desde Grupo Avanza ya hemos dado nuestra opinión varias veces acerca de las ventajas e inconvenientes sobre invertir mediante ambas opciones, pero claro, como sabemos que las personas no buscan los artículos anteriores en donde esta explicado para informarse a continuación vamos a explicar algunas de estas diferencias.

Por supuesto que normalmente quien invierte a través de sociedad lo hace a través de alguna sociedad patrimonial de la que él es propietario. Las diferencias en ese sentido se ven sobre todo a nivel fiscal. No es lo mismo invertir a través de personas físicas que a través de sociedades por varias razones.

Cuando se invierte a través de sociedad prácticamente el inversor paga dos veces el impuesto, por un lado el impuesto de sociedades por los beneficios de la sociedad y luego el beneficio por las acciones en caso de haber dividendos o repartir beneficio en caso de que así se haga.

Ahora bien, si la empresa no reparte beneficios al final del año solo pagaría el beneficio sobre el impuesto de sociedades. Además, aquí no se tendrá en cuenta el beneficio de la inversión sino que se tendrá en cuenta el conjunto de la sociedad. Si por ejemplo quien invierte lo hace a través de una sociedad que tiene perdidas en lugar de beneficio no tendrá que pagar ningún impuesto sobre beneficio de la inversión a pesar de tenerlo pues el conjunto hace que el impuesto a pagar sea negativo.

De todas maneras también tener en cuenta que en caso de que la empresa tuviera beneficio normalmente el impuesto de sociedades suele ser superior al porcentaje aplicado de la renta. Todo depende de los ingresos de la persona que invierte para determinar que opción es mejor.

Es por ello que nosotros en Avanza aconsejamos a todos los inversores que invierten que tengan algún asesor encargado de llevarles las cuentas con el objetivo de saber que opción les debería de interesar más a nivel fiscal.

También otra de las razones de invertir a través de sociedades es cuando el inversor no quiere invertir actuando el cómo inversor directamente sino que quiere que haya una empresa por medio para no ser directamente él quien invierte. De esa manera el inversor obtiene algo más de confidencialidad (a ciertas personas les puede interesar) ya sea porque no quieren que nadie sepa en que invierten o bien simplemente porque así lo desean.

En conclusión, invertir a través de sociedades o actuando el mismo como persona física tiene ventajas pero también inconvenientes. Según la prioridad que le demos  a cada cosa será mejor una opción u otra, por ejemplo si el inversor quiere permanecer en el anonimato da igual que como persona física pague menos impuestos, tendrá que funcionar a través de sociedad.

Sin embargo de lo que estamos seguros es que todo inversor debería de estar convenientemente asesorado por un asesor para hacer las cosas como es debido.

En que invertir mi dinero – inversión capital privado

Deja un comentario