Escoge la inversión según el tiempo que puedas dejar el dinero invertido

Desde Avanza nos hemos dado cuenta como hay inversores que a la hora de invertir consideran la variable más importante de todas y casi la única la de la rentabilidad y el riesgo de la operación. Qué bueno, realmente son dos variables, por un lado está la rentabilidad y por el otro está el riesgo/ seguridad que ofrece la inversión.

Ahora, en nuestra opinión lo primero que tendría que preguntarse el inversor antes de hacer ninguna inversión no es si la inversión es más o menos segura sino cuanto tiempo tiene previsto dejar el dinero invertido. Dicho de otra manera, el TIEMPO es todavía un factor más importante que la rentabilidad y el riesgo pues es en base a esto que vamos a decidir qué tipo de inversión mejor se adapta a nuestro perfil de inversor.

Si solo nos fijamos en la rentabilidad y riesgo que es lo que suelen hacer muchos inversores , si invertimos en una inversión en donde luego no podemos sacar el dinero en por ejemplo 5 años, si no habíamos previsto esto y necesitamos el dinero en un año podemos tener un problema. Es por esto, que desde avanza lo primero que hacemos es recomendar al cliente un tipo de inversión según los plazos que desea obtener.

Por ejemplo hay inversiones a corto, a medio y largo plazo. Si sabemos antes de invertir que vamos a necesitar el dinero en un año es evidente que si invertimos lo tendremos que hacer en alguna inversión que nos asegure recuperar el capital en un plazo inferior a ese año. Luego, será cuestión de decidir cuál de esas inversiones de menos de un año cumplen nuestras exigencias en cuanto a riesgo y rentabilidad, que aquí esto dependerá del tipo de inversor que seamos, conservadores, equilibrados o arriesgados.

En ese sentido por ejemplo las inversiones en capital privado son un muy buen ejemplo para explicar la importancia del tiempo. Imaginemos que un inversor invierte en un préstamo hipotecario a 5 años, durante esos 5 años el inversor ira recibiendo una cuota mensual junto con los intereses pactados pero no podrá recuperar el capital al 100% hasta  pasados 5 en principio a no ser que el cliente cancele anticipadamente el préstamo que también hay que decir es habitual, no obstante, cuando se da una de estas circunstancias en las cuales el inversor necesita si o si recuperar el capital la cesión de crédito es una solución. En la cesión de crédito lo que se hace es que el inversor cede la inversión (préstamo a 5 años) a otro inversor recuperando el primero el total del capital invertido y pasando el segundo a ser el inversor actual.

Hemos querido poner el ejemplo de la inversión en capital privado porque aunque el tiempo es evidente, pues el préstamo tiene unos plazos también hay maneras de solucionar este aspecto llegado el caso a diferencia de otras muchas inversiones en donde no se puede ceder la inversión, sino que el tiempo que ponemos es el que tenemos que cumplir.

En que invertir mi dinero

Deja un comentario