El negocio de los inversores privados

Dentro del sector de la inversión los inversores privados son aquellos que profesionalmente se dedican a invertir en oportunidades de inversión en búsqueda de una rentabilidad determinada. Aunque hay muchos tipos de diferentes inversiones en donde un inversor puede invertir libremente en este articulo vamos hablar sobre los inversores de capital privado. Estos inversores básicamente invierten en la concesión de préstamos a otras personas, es decir, los llamados préstamos entre particulares a cambio de un diferencial entre lo que prestan y lo que reciben (tipos de interés, comisiones…) Sin contar como no los gastos que acompañan siempre a estas operaciones como son tasaciones, notas, registros, gestorías…

El negocio en si es muy sencillo pues la forma en que se tramitan estos préstamos es la misma que se hace en el sector bancario, la única diferencia entre ambos tipos de financiación es la procedencia del capital, mientras que en el banco el capital es bancario en la financiación privada el capital es privado.

Por ejemplo, cuando una empresa presta dinero el capital de la empresa se considera como privado.

¿Qué tipo de operaciones hacen los inversores privados?

Lo primero que hay que tener en cuenta es las diferencias entre los que se hacía antes y ahora. Antes si es cierto que los inversores privados tramitaban diferentes tipo de financiación y no siempre exigían avales de por medio, sin embargo en la actualidad por recomendación de los asesores financieros e intermediarios siempre exigen por lo menos un aval que garantice el crédito financiado.

Hay muy pocas empresas en la actualidad que tramiten préstamos personales privados pues las estadísticas demuestran el elevado nivel de impago que sufre aquí a diferencia de los préstamos privados con aval en donde los impagos son mínimos. No solamente son mínimos sino que en caso de que así sucediera hay muchas posibilidades de reconducir la situación.

En los personales en cambio cuando un cliente no podía/quería pagar al no haber avales de por medio casi siempre había que meter la demanda por la vía judicial, más gastos….

Las únicas operaciones de préstamo privado que a día de hoy estamos viendo bajo la forma de préstamo personal es cuando el cliente tiene que salir del asnef y el importe en el registro es mínimo (menos de 1000€) Lo que se hace entonces es con financiación privada y sin aval eliminar esa deuda y luego refinanciar al cliente con un préstamo personal bancario, una tarjeta…

No obstante tampoco se suelen aprobar demasiados estas operaciones, de hecho nosotros ni las planteamos pues tenemos un préstamo con asnef que es el que directamente tramitamos cuando el cliente quiere realizar esta operación, el cual requiere de aval.

Recomendación inversores privados: Si trabajas con alguna empresa financiera asegúrate de que te envié operaciones buenas y que siempre haya avales de por medio.

En que invertir mi Dinero

Deja un comentario