Compraventa de negocios en situaciones de crisis como las de hoy

En esta situación de crisis (por suerte cada vez menos) económica en la que nos encontramos, el sector de la compraventa de negocios no ha parado de tener trabajo ya que la demanda/oferta sigue existiendo, lo que es cierto ha cambiado es la forma en la que se hacen negocios aquí en España. Esto es lo relevante en todo este asunto, ver cómo mientras que las compraventas antes se enfocaban de una manera ahora se están llevando las gestiones de una forma completamente diferente.

 Se lo decimos nosotros que tenemos años de experiencia en el sector tanto empresarial como financiero y hemos visto multitud operaciones de compraventa formalizarse a través de las varias formas existentes en el mercado.

Porque cuando estamos hablando de compraventa de empresas la gente puede pensar que es sencillo, es decir, una persona quiere vender su negocio poniendo en consecuencia un precio de venta, y luego por otro lado esta un comprador el cual posee el dinero para realizar la compra y lo que hace básicamente es adquirir el negocio.

Sin embargo, en la práctica hay un problema con esta fórmula, el comprador por desgracia no suele tener el dinero o la liquidez necesaria para poder realizar la compra. Dicho de otra manera, tenemos una elevada de oferta para vender empresas pero la demanda real (con dinero) en cambio es muy pequeña.

Pongamos un ejemplo:

Hay 100 negocios a la venta (oferta) y por otro lado hay 100 posibles compradores (demanda) de los cuales solo 10 realmente cuentan con el dinero para poder hacer la compra. Entonces 100 ofertas VS 10 demandantes. Aquí entonces los vendedores pueden hacer dos cosas, aceptar esto y entender que la venta será difícil llevarla a cabo o bien buscar alternativas para poder vender sus negocios de la mejor manera posible.

Nosotros por ejemplo actualmente tenemos varios negocios a la venta en donde el comprador puede adquirirlos sin necesidad de poner dinero, sino que funciona como un traspaso o alquiler de negocio en donde el nuevo propietario básicamente se encargara de ir liquidando con el vendedor mes a mes en base a los beneficios que pueda generar el empresario.

De hecho, hemos tenido en cartera empresas de todo tipo las cuales se vendían de esta manera, delegando el vendedor la gestión en nuestra empresa lo que es la búsqueda del comprador, hacer contratos…

Dicho de otra manera, así como antes las compra se solía hacer con dinero ya sea mediante un préstamo, con fondos propios del comprador…ahora mismo la mayoría de las compraventas es el vendedor quien le está financiando la compra al nuevo propietario admitiendo plazos de pago, cesiones de crédito, acuerdos comerciales….

Y no es por gusto, es por necesidad. Teniendo en cuenta la falta de liquidez actual que hay en el mercado los vendedores han entendido que si quieren vender sus negocios no pueden esperar a que venga una persona con dinero y realice la compra ya que no es tan fácil, por tanto han tenido que buscar alternativas siendo la de los plazos de pago la más habitual.

Las cesiones de negocios sin traspaso es otra de las formulas más habituales aunque esto se utiliza sobre todo para pequeñas empresas o tiendas de barrio y no tanto para empresas como pueden ser las que hay en el sector industrial…

En que invertir mi dinero

Deja un comentario