Cómo utilizar un préstamo (Financiación) para invertir

Cuando se habla de inversión normalmente las personas dan por hecho que el inversor que invierte está invirtiendo su dinero y esto es algo que no tiene porque ser así. Es más, hay muchos inversores entre los cuales podemos hablar de inversores profesionales que cuando invierten lo que hacen es solicitar un préstamo rápido y con ese dinero invertir en la oportunidad de inversión que creen correcta para ellos. No es algo raro, extraño o como queramos llamarlo, se ve todos los días y en diferentes tipos de inversiones.

Lo que vamos a hacer ahora en Avanza es explicarte cuando puedes hacer eso y cuando es recomendable que no lo hagas, porque como veras a continuación conlleva riesgos invertir siguiendo este modelo.

¿En que consiste invertir mediante un préstamo?

Consiste en que invertirmos en alguna inversión con un dinero que realmente no es nuestro , es prestado. Este préstamo no tiene porque venir necesariamente de un banco, un prestamista particular puede ser cualquiera, puede habernos prestado el dinero un familiar, amigos, una empresa, una financiera de dinero rápido…da igual quien nos lo haya prestado , la cuestión es que el dinero que el inversor invierte realmente proviene de un préstamo.

¿Cuándo podemos utilizar esta opción para invertir?

Pues sobre todo en aquellas inversiones en donde la rentabilidad ofrecida sea superior al coste del préstamo. No obstante, si la rentabilidad es importante tenerla en cuenta para ver si sale o no rentable utilizar esta fórmula de inversión todavía lo es más considerar el riesgo o volatilidad en la inversión.

En principio si la inversión da mayor rentabilidad a lo largo del tiempo que el préstamo que tenemos firmado será una buena operación.

Te ponemos un ejemplo.

Laura invierte la cantidad de 50 000€ en una inversión en donde obtiene un 12% de rentabilidad anual. Esos 50 000€ no son suyos realmente sino que para poder invertir tuvo que tramitar una hipoteca cuyo coste total es del 3%. En caso de que la inversión sea una inversión que se mantiene en el 12% en el tiempo es evidente que Laura habrá realizado una buena inversión ya que saca rentabilidad en la operación.

 No solo el beneficio de la inversión le está dando para pagar el préstamo sino que además está obteniendo un beneficio económico de una operación en la cual ella no ha puesto dinero.

¿Cuando no conviene usar la financiación para invertir?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no todas la inversiones son seguras ni estables en el tiempo. Hay inversiones muy volátiles en donde la rentabilidad esperada puede no ser tal, en consecuencia para estos casos no merece la pena por el riesgo que asumimos invertir mediante financiación.

Hay que tener en cuenta que el préstamo tenemos que pagarlo nos vaya la inversión bien o mal, la cuota siempre va a estar ahí, de ahí que si hacemos una mala inversión y no podemos pagar el préstamo tengamos un problema. No es recomendable por ejemplo invertir dinero bajo financiación cuando se invierte en productos como la bolsa, el cual es un mercado en donde pueden haber fluctuaciones y en consecuencia no es lo ideal para estos casos.

Deja un comentario